Una trabajadora sanitaria vacuna a un paciente contra la covid en Ciudad de México, el 15 de febrero.

Coronavirus: Así avanza la vacunación contra la covid-19 en México | Sociedad

Daniel PérezPublicado por

México busca una salida a la crisis económica y sanitaria provocada por la pandemia a un año de su llegada oficial. La vacuna acapara miradas. El Gobierno ha acordado la compra de más de 234 millones de dosis de cinco prototipos diferentes: AstraZeneca, Pfizer, Sputnik V, Sinovac y CanSino. Las autoridades han entablado contacto con al menos una decena de laboratorios más para diversificar sus opciones. La escasez y los problemas de suministro a principios de año han diluido el optimismo, pero el inicio de la vacunación masiva a adultos mayores le ha dado un nuevo impulso. A las puertas de la campaña de inmunización más ambiciosa de su historia, el país avanza con lentitud y rezagos, frente al reto de vacunar a 117 millones de personas de forma gratuita. Esto es lo que sabe con la información más actualizada hasta el momento.

México ha administrado más de 2,2 millones de vacunas, a más de un 1,7 millones de de habitantes. Más de 735.000 trabajadores sanitarios han recibido la primera vial de Pfizer, y unos 562.000 de ellos han recibido ya la segunda dosis. También han sido inmunizados 17.463 miembros del sector educativo y alrededor de 955.000 adultos mayores.

El Gobierno espera vacunar a casi 15 millones de personas de más de 60 años y a todo el personal de salud antes de que termine marzo. México fue uno de los primeros países del mundo en acceder a una vacuna contra el coronavirus, pero se rezagó tras pasar un mes sin recibir ninguna dosis, entre enero y febrero de este año.

Estados Unidos encabeza el ránking continental, al reservar toda su producción para el mercado nacional. Chile, con una población de casi 19 millones de habitantes y acuerdos por 35 millones de dosis, es el líder latinoamericano en vacunación y rebasó en febrero el millón de personas inmunizadas. Canadá, Brasil y Argentina han vacunado a más personas por cada 100.000 habitantes.

Colombia ha tardado más que sus vecinos en conseguir los viales y ha iniciado el miércoles a inmunizar a su población. Perú, que vive en estos días un escándalo por la vacunación en secreto de cientos de personajes influyentes, recibió su primer cargamento el 7 de febrero y ha marcado un ritmo lento desde entonces. Bolivia solo ha comenzado a dar a los trabajadores sanitarios las 20.000 dosis de Sputnik V que aterrizaron en el país el 28 de enero. Solo diez países latinoamericanos han tenido acceso a vacunas.

Los acuerdos de compra se han cerrado, pero las dosis irán llegando de manera irregular, siguiendo la misma ruta incierta que en casi todos los países del mundo.

La vacuna de Pfizer/BioNTech llegó el pasado 23 de diciembre y fue la primera en administrarse contra la covid-19 en México. Hay un acuerdo por 34,4 millones de dosis, pero solo se han recibido poco más de 1,2 millones. El fármaco desarrollado por la Universidad de Oxford y AstraZeneca fue la segunda en aplicarse, con una primera entrega de 870.000 dosis que aterrizó el 14 de febrero. Son viales que llegaron desde la India, como parte de un contrato por poco más de dos millones de dosis con el Instituto Serum. En agosto se firmó otro pacto con Argentina y la Fundación de Carlos Slim para distribuir entre 150 y 250 millones de dosis para América Latina, 77,4 millones solo para México.

La próxima vacuna en la mira es la de CanSino, con quien se tiene un contrato por 35 millones. La llegada de la Sputnik V se retrasó por las negociaciones con Rusia, pero las primeras 200.000 dosis se enviaron al país en febrero. De CanSino se espera que se complete el envasado de dos millones de dosis que llegaron a granel. También llegaron ya las primeras 200.000 dosis de Sinovac, con quien hay un convenio por 10 millones.

Todas ellas han probado su eficacia no solo en la reducción de la probabilidad de desarrollo de síntomas significativos, sino también, y quizá sobre todo, en la minimización hasta casi cero del riesgo de muerte. En esta dimensión el efecto de los distintos viales es notablemente más parejo que en la medición sobre cualquier tipo de síntomas.

México espera millones de dosis provenientes de un esfuerzo científico sin precedentes, pero mientras tanto las mutaciones del virus que mejoran su potencia de contagio ya han empezado a circular, dibujando en el horizonte del país, del continente y del mundo entero una carrera contrarreloj para construir la primera muralla eficaz contra el virus.

Metodología y fuentes. Los datos de vacunación para México provienen de las actualizaciones diarias que ofrece la Secretaría de Salud. Para el resto de países, los datos empleados se recopilan día a día por Our World in Data, la plataforma de la Universidad de Oxford. Se mantienen al día en la medida en que las fuentes oficiales lo proporcionan. No todos los países actualizan todos los días, así que es normal observar aumentos súbitos que reflejan la mejora acumulada de 24, 48 o 72 horas. Esta es la fuente recopilatoria para descargar los datos.

Los datos de efectividad de las vacunas provienen de los artículos académicos publicados en revistas revisadas por pares por cada uno de los laboratorios; y la información de compras y llegadas también la proporciona el Gobierno de México. Los precios de cada dosis son estimados a partir de la información dada por las distintas farmacéuticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *